La semilla de la sociedad del futuro

 Rafael Bailón Ruiz nos invita a una importante "siembra" educativa

Invito a una rebelión basada en la “transmisión de los valores”, a un ejercicio crítico que anule el poder de los medios, cobrando fuerza la lectura y dejando atrás los efectos nocivos de las redes sociales, del whattsapp como única herramienta de comunicación o de la ausencia de líneas rojas en el complejo mundo de Internet.


Autocrítica

Vivimos en una sociedad con escasa capacidad de autocrítica, poco acostumbrada a introducir cambios que desvirtúen o generen molestias en nuestro día a día. Se antoja necesario hablar de un arte que debiera escribirse con letras mayúsculas y del que depende el buen o mal funcionamiento de las demás disciplinas. Moldear como lo hacemos con el barro para construir bellas obras ha de ser nuestro quehacer, sin excusas de ningún tipo.

 

Desde las escuelas, los educadores debemos trabajar con iniciativas diversas a la vez que motivadoras, contribuyendo las demás personas con un respeto a la figura del docente y remando a la par. 

 

Construyamos los pilares para las generaciones futuras en aras de no vernos contagiados por una ignorancia supina. Los medios de comunicación debieran estar interconectados con quienes ejercen la responsabilidad de “educar”. En este sentido, maestros y familias suman, siempre y cuando comiencen a desaparecer programas de escaso o nulo contenido, cuyo único propósito es incrementar el número de receptores.

 

 

Si analizamos la parrilla televisiva, varias serían las palabras clave o definitorias del producto ofrecido y consumido por la audiencia: morbo, desinformación, violencia, prejuicios, estereotipos o discriminación, entre otras.


¿Qué papel cumplen los llamados “mass media” en la sociedad actual?

 El llamado circo mediático es la tónica, con una constancia más que palpable de los “contenidos basura”.  Somos robots aunque pertenezcamos a la especie humana, seres a los que se les hipnotiza con la “cultura del infoentretenimiento”.

 

No podemos crecer viendo a nuestros hijos y nietos sentados frente a la “caja tonta”, tocar el teclado del ordenador o de la tablet como si nos fuese la vida en ello o sugiriendo a los amigos videojuegos basados en guiones que se convierten en un corta y pega (fácilmente descriptibles).

Invito a una rebelión basada en la “transmisión de los valores”, a un ejercicio crítico que anule el poder de los medios, cobrando fuerza la lectura y dejando atrás los efectos nocivos de las redes sociales, del whattsapp como única herramienta de comunicación o de la ausencia de líneas rojas en el complejo mundo de Internet.

 


Responsabilidad

 RESPONSABILIDAD es un vocablo que escribo con mayúsculas.

Leer nos otorga la libertad y sapiencia que puede llevarnos a la cultura del éxito (no entendida como copiar modelos de vida cuya única riqueza es el dinero).  Desde pequeños, niños y niñas deben ver un libro como una aventura, ampliando su visión del mundo, siendo la brújula que les lleve por el camino correcto.

 

Hemos de pasar página dentro de esta gran enciclopedia que es la vida, fomentar el espíritu crítico y emprendedor, sin que nada ni nadie pueda manipularnos. En definitiva, debemos ser capaces de construir nuestra propia OBRA, al igual que lo hace el escultor (tarea que única y exclusivamente nos corresponde a todos y cada uno de nosotros).

 

Los jóvenes viven inmersos en un mar de dudas. Con  un mundo acomodado y poco dado a la reflexión, el ser humano se encuentra ante una encrucijada o la obligación de escoger una salida: adoptar sus propios criterios con un análisis concienzudo de la realidad en la que vive o dejar que otros, poco a poco, forjen nuestra personalidad.

 


La semilla

Desde la crítica del conocimiento actual con la lectura como “semilla”, podremos lograr la metamorfosis, sin caer en el vértigo o miedo al fracaso, recuperando el acervo cultural durante décadas desechado y siendo conscientes que la in-actitud o el erigirse en  “masas inertes” supone un retroceso.

 

Porque tenemos la llave que permite emprender la búsqueda de valores y enriquecimiento personal (“capital cultural”), los jóvenes deberían ser conscientes de la oportunidad inigualable con la que cuentan. Convertirnos en dominadores del principal medio de sociabilidad (“la palabra”) nos garantiza ser independientes, por lo que impregnarnos de historias contenidas en esos “tesoros cerrados” a los que denominan LIBROS podrá acabar con la ignorancia como premisa, fomentando hábitos de reflexión, análisis y sentido crítico, a la vez que navegando a través de la imaginación (hecho que nos permite también evadirnos de la cruda realidad).

 

 

Autor

 Rafael Bailón Ruiz

 Profesor de Enseñanza Secundaria

 IES “Ribera del Fardes” de Purullena (Granada)

     


Escribir comentario

Comentarios: 2
  • #1

    Juan Manuel (sábado, 16 septiembre 2017 12:24)

    Grande la labor desempeñada por este profesor que en el curso 2016-2017 recibió el premio al "Mejor empleado público" en Granada en el I Certamen "Empleado público del año", organizado por CSIF y el diario "Granada hoy".
    Magnífica la reflexión de Rafael que lleva años contribuyendo al fomento de la lectura.

  • #2

    Juan Benito Rodríguez Manzanares (martes, 19 septiembre 2017 20:31)

    Estoy de acuerdo con este artículo, pero sólo a medias, pues no se deben ver las nuevas tecnologías como un enemigo, sino como ese nuevo medio que hemos de controlar y sacar lo bueno de él, pues es indiferente leer un libro en formato de papel o en formato electrónico.

Quiénes somos

EDUCA es una plataforma que promueve la mejora de la educación. Confía en los principios de esfuerzo, disciplina, constancia, cooperación, empatía, altruismo, solidaridad, creatividad y dinamismo, para favorecer las buenas prácticas docentes y educativas. A través de su página Oficial de Facebook comparte y difunde artículos y noticias vinculadas a la educación en general. Nace con el objetivo de concienciar a la población hacia una mejora de la calidad educativa tanto en el seno escolar, de centros públicos y privados y de todas las etapas educativas, como en el ámbito social y el familiar.

www.mundoeduca.org                                                        Contacto: info@mundoeduca.org