Finalistas en la categoría de Universidad: David González-Cutre Coll

Soy un murciano de 36 años, Licenciado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte por la Universidad de Extremadura y Doctor por la Universidad de Almería. 


Breve Curriculum

Soy un murciano de 36 años, Licenciado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte por la Universidad de Extremadura y Doctor por la Universidad de Almería. Soy Profesor Titular de Universidad en la Universidad Miguel Hernández de Elche y desarrollo mi labor investigadora en el Centro de Investigación del Deporte de dicha universidad. Mi labor docente la desarrollo en  las asignaturas de Procesos de Enseñanza-Aprendizaje en la Educación Física y el Deporte, y Didáctica y Planificación de la Educación Física y el Deporte en el Grado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte. Por tanto, tengo una misión compleja, enseñar a enseñar.

Mi línea de investigación ha estado vinculada desde mis inicios al estudio de la motivación humana, tratando de conocer los procesos motivacionales que llevan a las personas a comprometerse con la práctica de actividad física. En esta línea hemos realizado muchos proyectos intentando comprender cómo podemos motivar a niños y adolescentes a practicar deporte a través del ámbito educativo en general y las clases de educación física en particular. Fruto de estos estudios han surgido diversas publicaciones en revistas de impacto internacionales, así como libros, manuales y capítulos de libro que tratan de llevar la ciencia a la práctica y suponen un recurso para que los docentes puedan desarrollar estrategias motivacionales en el aula. Desde nuestro grupo de investigación siempre hemos estado muy preocupados en conectar la universidad con la escuela, para que nuestras investigaciones puedan llegar a la realidad del aula.

En este sentido, hemos trabajado en el desarrollo de estrategias motivacionales con el objetivo de satisfacer en los estudiantes las necesidades psicológicas básicas que establece la teoría de la autodeterminación: competencia (sentirse eficaz), autonomía (tomar decisiones y poder elegir cosas) y relación (llevarse bien con los compañeros y el docente). Además, recientemente hemos propuesto que la novedad puede ser otra necesidad psicológica básica, y por tanto es muy importante innovar en la enseñanza. Todo lo investigado, además de transmitirlo al profesorado actual y futuro, trato de aplicarlo en mis clases para predicar con el ejemplo.

 

 

En este sentido, mi metodología se caracteriza por implicar mucho a los estudiantes en la docencia, elaborando fichas prácticas en las que resuelven algún problema, como por ejemplo la aplicación de un determinado estilo de enseñanza. Además los propios estudiantes dirigen una sesión a sus compañeros, que es grabada en vídeo y analizada para recibir feedback al respecto. Invierto mucho tiempo en corregir prácticas y tener tutorías con el alumnado para darles información de cómo están haciendo las cosas y mejorar su aprendizaje. Tengo 150 estudiantes nuevos por año y hago el esfuerzo de aprenderme el nombre de todos ellos y tratarlos como a personas, llegando a implicarme en sus problemas personales en algunos casos. Además, trato de mostrar mi lado humano en la enseñanza, contando anécdotas personales, utilizando a mi mujer y mi hija como ejemplos para entender determinados conceptos didácticos, y así captar mejor la atención del estudiante. Me gusta contar historias.

 

Finalmente, destacaría también mi interés por sorprender y emocionar al alumnado año tras año, tratando de satisfacer así su necesidad de novedad. 


¿Qué supone para mí el hecho de estar entre los finalistas?

Estar nominado a estos premios fue en primer lugar una gran sorpresa. Desconocía su existencia y lo primero que pensé al recibir el email de la nominación es que era un “spam”. Luego lo leí detenidamente y vi que la cosa iba en serio. Miré las bases del concurso y descubrí que alguien me había nominado. A día de hoy sigo sin saber quién ha sido, pero el mayor premio que puedo recibir es que un estudiante se haya acordado de mí para proponerme a este certamen. Eso es lo que realmente me emocionó.

 

Creo que, desafortundamente, y a diferencia de otras etapas educativas, la enseñanza universitaria tiende a estar más deshumanizada y se asume que simplemente hay que proporcionar un conocimiento técnico al alumnado. Bajo mi punto de vista, un estudiante universitario está en una etapa muy sensible de su vida y el docente debe ser una figura de apoyo, además de un transmisor de conocimiento. No puedo entender que esto se tenga más claro en etapas como infantil, primaria o secundaria, pero luego se olvide en la universidad. Es cierto que en algunos casos un profesor universitario puede tener un número muy elevado de estudiantes, pero eso no quita que pueda tratar de interesarse por sus vidas en la medida de sus posibilidades. Yo concibo la enseñanza como una interacción entre personas en la que se transmiten muchas más cosas que un temario. Y por eso decía antes que me emocionó saber que un estudiante me había nominado, porque seguramente percibió ese interés que muestro por ellos.

 

 

Esa fase inicial en la que me enteré de la nominación fue especial y ahora llegar a estar entre los 10 finalistas es una alegría tremenda. Creo que estar ahí es algo sumamente complicado y que se debe valorar. Uno recibe satisfacciones docentes a diario en el aula, pero de vez en cuando no viene mal el reconocimiento. No hay que buscarlo, pero si llega hay que disfrutarlo. El baremo utilizado es complejo y abarca muchos aspectos, por lo que estoy seguro de que los que hemos llegado ahí somos buenos docentes. No obstante, es imposible establecer un ránking porque hay muchísima gente que hace muy bien las cosas y nosotros no somos mejores que nadie. Viendo por las redes sociales el perfil de algunos nominados, creo que hay algo que nos define claramente, la pasión por la enseñanza. Y esa es la clave, poner pasión en lo que hacemos. La iniciativa de crear estos premios es de alabar, ya que permite dar visibilidad a esos grandes apasionados de la enseñanza, además de darle importancia a la educación en nuestro país. Para mí, como docente universitario, al que desafortunadamente sobre todo se le valora la investigación, este reconocimiento educativo supone una satisfacción inmensa.  



Escribir comentario

Comentarios: 0

Quiénes somos

EDUCA es una plataforma formada por profesores de diferentes etapas educativas que promueve la mejora de la educación. Confía en los principios de esfuerzo, disciplina, constancia, cooperación, empatía, altruismo, solidaridad, creatividad y dinamismo, para favorecer las buenas prácticas docentes y educativas. A través de su página Oficial de Facebook comparte y difunde artículos y noticias vinculadas a la educación en general. Nace con el objetivo de concienciar a la población hacia una mejora de la calidad educativa tanto en el seno escolar, de centros públicos y privados y de todas las etapas educativas, como en el ámbito social y el familiar.

www.mundoeduca.org                                                        Contacto: info@mundoeduca.org