David Hortigüela Alcalá, finalista a los Premios EDUCA ABANCA. Mejor Docente de España 2018

Daniel Pattier Bocos, es un profesor de 10. Ha entrado en el TOP 10 de los finalistas a los Premios EDUCA ABANCA. Mejor Docente de España en la categoría de Universidad. Desempeña su labor docente en la Universidad de Burgos. 

Te invitamos a conocerle un poco más en este post! 

 


¿Qué supone para ti estar entre los 10 finalistas?

Pues sinceramente me hace una ilusión especial, sobre todo porque nace de la votación de los alumnos. Cuando a uno le apasiona la educación y es consciente de la gran responsabilidad que tiene entre manos para transformar la realidad social, sobran las razones para ponerse manos a la obra. Siempre es gratificante que se te reconozca el trabajo, y más cuando de repente te encuentras entre los mejores 10 de España. Puede parecer tópico, pero al final lo más importante es ver cómo aportas año tras año en tu contexto, en tus clases, con tus alumnos…Para mí, que ellos tras el paso de los cursos te sigan valorando como uno de los mejores docentes que pasó por sus vidas es el mejor premio. En el ámbito universitario las agencias de acreditación te valoran mucho más la investigación que la docencia, pero no tenemos que caer en el error de dejar de lado esta última. Yo formo a futuros maestros, y pensar que vas a influir directamente en su identidad profesional y en la forma en la que conciban la educación es un apasionante reto año tras año. Por ello, figurar entre los 10 mejores docentes de España refleja en cierto modo que estamos haciendo las cosa bien. Sin duda, esto refuerza a seguir en esta línea.

¿Cuál crees que es el motivo por el cual te han nominado los alumnos/familias?

Buena pregunta. Sinceramente creo que los alumnos valoran que el aprendizaje percibido sea útil. En cierta manera agradecen la obtención de recursos prácticos para aplicar en el aula, en este caso como futuros maestros. Es importante también que reflexionen, que se cuestionen el modelo de escuela actual y sobre todo que valoren y sean conscientes de que serán ellos los que construyan la educación del futuro. Si ya es responsabilidad ser docente, imagínate ser docente de futuros maestros, ahí se duplica. También, y más allá del plano de contenidos, es vital conectar con ellos emocionalmente. Ya sabemos que sin afecto no hay efecto. Es curioso porque suelen decirme que soy de los profesores que más les exigen, eso sí, pero también de los que más aprenden. Esto demuestra que exigencia y aprendizaje van dadas de la mano, y esto lo reconoce el estudiante en sus encuestas anuales. El problema se encuentra cuando el profesor exige, pero él no da, y desgraciadamente esto suele ser muy habitual. El alumnado valora y reconoce tu implicación, y esto es el paso inicial para generar en ellos la motivación hacia la asignatura. Siempre me pregunto: ¿cómo pretendes que se motiven si ni tú mismo los estás?

¿Qué le pedirías al gobierno en relación a una posible mejora del sistema educativo?

Lo primero que les pediría es sentido común, y sobre todo que de una vez por todas entiendan que la educación es algo de todos y que por lo tanto no hay que utilizarla con fines partidistas. Es necesario un pacto por la educación cuanto antes. La educación es algo que va más allá de hacer cuatro arreglos y publicar un nuevo Decreto o Ley cada cierto tiempo. Si todavía los políticos actuales no han propuesto nada común al respecto, quizás no estemos representados por lo que merecemos. Honestamente pienso que no se le da la trascendencia que tiene a la configuración de un buen sistema educativo, ¡es que es la base de todo! Todo se soluciona con educación, y si los políticos partieran de esa base otro gallo cantaría. Luego nos sorprendemos al ver en el día a día casos de violencia, robos, agresiones, corrupción… ¿no nos preguntamos por qué y de donde proviene todo eso? Por otro lado, cuando un docente no se siente partícipe y miembro activo del sistema educativo en el que se encuentra, mala señal. Es triste, pero la realidad suele demostrar esto. Imparto mucha formación al profesorado sobre temáticas relacionadas con metodologías, evaluación, competencias… y la motivación del profesorado es diametralmente dispar. Es verdad que las ratios, el alto porcentaje de interinos, las medias jornadas… no ayudan nada, pero uno siempre tiene que pensar que trabaja para sus alumnos, y ahí es donde se encuentra la verdadera satisfacción. En este sentido, creo que desde el gobierno se debería de gratificar e incentivar a los buenos docentes, a los que transforman los centros, motivan a los compañeros, implican a las familias, hacen que los estudiantes amen la escuela. Si esto no se hace, en cierta manera se está primando la mediocridad. No puede ser que la docencia se mida solamente a peso, sin tener en cuenta si esta ha sido excelente o, por el contrario, frustrante para los estudiantes. 


Cómo sería tu centro educativo ideal?

De verdad creo que los centros ideales no existen. Un centro es tan ideal como ideal sea su adaptación al contexto en el que se enmarca. Sabemos que de un lugar a otro las familias y los alumnos son totalmente distintos. Conozco centros rurales, perdidos en el mapa, con alumnos de todas las edades y con niveles muy diferentes que funcionan a las mil maravillas. Esto, que para algunos profesores podría ser un condicionante insuperable, para otros es un reto apasionante. Con esto me refiero a que no es bueno poner etiquetas a los centros, para mí, no hay ninguno mejor que otro. Considero que un centro funciona mejor o peor en función del tipo de motor que tenga, y este motor, son los docentes. Existen centros que sin recursos hacen virguerías y otros con mucho potencial económico están estancados. El plus a un centro siempre lo da quienes lo integran. Exactamente pasa lo mismo en la universidad. La clave se encuentra en que los docentes transformen sus quejas continuas en el avance educativo. ¿De qué sirve quejarse año tras año de lo malos que son los alumnos, del poco nivel que tienen o de los horarios y grupos? ¿Es que acaso todos los malos alumnos siempre te tocan a ti? Sin duda, da que pensar… Una institución educativa avanza cuando, más allá de las trabas o condicionantes externos, tienes claro el fin de tu trabajo. Para ello es clave la formación permanente, escuchar a los estudiantes, movilizarte ante sus inquietudes y sobre todo, generar grupos de trabajo entre docentes que permitan establecer propuestas de trabajo comunes para obtener mejoras.

 

Señala 5 palabras que definan tus clases

 

Didácticas, cooperativas, reflexivas, comunicativas y creativas


Escribir comentario

Comentarios: 0

Quiénes somos

EDUCA es una plataforma formada por profesores de diferentes etapas educativas que promueve la mejora de la educación. Confía en los principios de esfuerzo, disciplina, constancia, cooperación, empatía, altruismo, solidaridad, creatividad y dinamismo, para favorecer las buenas prácticas docentes y educativas. A través de su página Oficial de Facebook comparte y difunde artículos y noticias vinculadas a la educación en general. Nace con el objetivo de concienciar a la población hacia una mejora de la calidad educativa tanto en el seno escolar, de centros públicos y privados y de todas las etapas educativas, como en el ámbito social y el familiar.

www.mundoeduca.org                                                        Contacto: info@mundoeduca.org