Elisa Beltrán García, finalista a los Premios EDUCA ABANCA. Mejor Docente de España 2018

Elisa Beltrán García, es una profesora de 10. Ha entrado en el TOP 10 de los finalistas a los Premios EDUCA ABANCA. Mejor Docente de España en la categoría de Educación Primaria. Desempeña su labor docente en  el colegio Santa María del Naranco - Alter Vía. Oviedo. Te invitamos a conocerla un poco más en este post! 

 


¿Qué supone para ti estar entre los 10 finalistas?

                La palabra que mejor describe cómo me siento es ILUSIÓN con mayúsculas. Llevo 25 años al pie del cañón, dando clase desde dos visiones diferentes: en los inicios, como profesora de apoyo con alumnado de educación especial e integración educativa, en lo que mi colegio fue pionero en Asturias, y, desde hace 12 cursos, en una tutoría de 1º y 2º de primaria.

                Supone un gran reconocimiento, pero, sobre todo, un impulso para seguir haciendo lo que hago cada día y para continuar contagiando de ilusión a los que me rodean. Cuando uno cree en lo que hace, cree en sus alumn@s, colabora con las familias y no abandona su formación, tiene todos los ingredientes necesarios para obtener resultados positivos en su aula.

                 Creo en la importancia de premios o reconocimientos de este tipo que reconozcan el valor del trabajo de tantos y tantos maestros de vocación que se esfuerzan cada día en dar lo mejor de ellos mismos conscientes de que lo más importante es centrarnos en el gran potencial que poseen todos y cada uno de nuestros alumn@s dotándolos de las herramientas necesarias para que den lo mejor de ellos mismos, y, para ello llevar al aula nuevas metodologías, experiencias enriquecedoras y centradas en los alumn@s, herramientas innovadoras pero cercanas a su realidad , a sus vivencias, a sus experiencias.

 

                Ser finalista es representar a todos aquellos que no sólo sueñan con que otra escuela es posible, sino que con su día a día están demostrando que el cambio está en nuestras manos.

¿Cuál crees que es el motivo por el cual te han nominado los alumnos/familias?

Creo que la principal razón por la que me han nominado es porque en mi clase el centro y el protagonista es el alumnado con todo lo que esto supone: respetar sus ritmos, su personalidad, su situación personal o familiar…. Es fundamental para mí conocer a mis alumn@s, pero conocerles en el momento que llegan a mí, sin prejuicios, ya que, a veces lees informes que te dejan de piedra pues tú te encuentras con un niño o niña completamente diferente y ese desde ese momento desde el que hay que empezar a construir. 

Me esfuerzo por conocer sus intereses y partir de ellos, llevo al aula la emoción por aprender cosas nuevas e intento que sean lo menos teóricas posibles (solo lo necesario para que les ayude a construir su aprendizaje) y que les ayuden en su día a día. Fomento la escucha activa, nuestros alumn@ ya no vienen a clase sólo a recibir, traen mucho en sus “mochilas” para dar y les encanta compartirlo con nosotros.

 

                Nos reímos mucho y si tenemos que llorar, lloramos. Les quiero un montón y el cariño y la cercanía son pilares básicos de mi labor docente. Vienen felices al aula, deseando hacer y que les sorprenda (y muchas veces son ellos los que me sorprenden a mí) y eso es magnífico porque crea un ambiente de aula muy favorable al proceso de aprendizaje.

Trabajamos en equipo y disfrutamos del aprendizaje más allá de cualquier libro de texto, a pesar de que es la herramienta principal y, a veces me, cuesta hasta que lo saquen, pues prefieren antes cualquier otra actividad que les proponga.

                Jugamos y no sólo jugamos para divertirnos, que es sanísimo, sino para aprender. Desde hace unos cursos usamos una serie de plataformas educativas que a través de la gamificación de los contenidos curriculares hacen el aprendizaje mucho más llamativo.


                Y el último motivo, y probablemente el principal si pienso en las familias que me han podido nominar, es que formamos un tandem inseparable. En ocasiones los padres se sienten perdidos ante lo escolar, no saben si ayudar o no, otros se sienten culpables porque no pueden o no saben hacerlo y creo que es labor del docente generar en ellos un sentimiento de seguridad y confianza ante lo que se hace en el aula. Creo firmemente que las familias son uno de los tres pilares de la enseñanza (docentes, familias y alumnos) y que cuando hay buena comunicación y sintonía, los que ganan son siempre los alumnos.               

 

Como ellos dicen: vivimos aventuras… las cuáles casi siempre son entre las cuatro paredes del aula, pero es increíble cómo usando la emoción como medio de comunicación, el aprendizaje fluye y se convierte en eso, en aventura, en reto, en descubrimiento. Me encanta la frase del Doctor Francisco Mora: “Sin emoción no hay curiosidad, no hay atención, no hay aprendizaje”, y por eso intento llenar de emociones mis clases.

 

                Soy de las que creo que el aprendizaje se debe dar en el colegio, para mí no tiene sentido que un niño llegue a casa sin saber hacer algo y que sean sus padres los que le tengan que enseñar. En mi clase no existen los deberes y una de las razones es esa. Los niños y niñas pasan muchas horas en el colegio aprendiendo y construyendo su propio aprendizaje que no se  puede limitar a memorizar para que al salir ya se hayan olvidado. Se trata de ayudarles a aprender a aprender, y no sólo a hacer cosas sino a saber que esas cosas tienen un por qué y un para qué.

 

                Que los padres sepan lo que haces en el aula y porqué lo haces es la clave para que confíen plenamente en ti, y yo me esfuerzo en ello, no se puede enseñar ni educar sin contar con las familias.

¿Qué le pedirías al gobierno en relación a una posible mejora del sistema educativo?

Yo creo que pediría lo que todos los que estamos en este mundo de la educación pedimos siempre, que se proponga un pacto educativo sólido, con un objetivo claro, escuchando a las partes implicadas y estable para que cada vez que haya cambios políticos no repercuta en la educación.

                Los docentes y sobre todo nuestros alumn@s no pueden ser objeto de las discrepancias políticas o de experimentos, no pueden tener un curso religión y al otro no, no pueden tener un año filosofía y al otro no, no pueden ser un año 25 alumn@s por clase y al otro 30.

                Por otro lado, los docentes no podemos estar en cada legislatura adaptando nuestra labor a nuevas leyes educativas que lejos de escucharnos imponen o implantan medidas que en muchas ocasiones están bastante alejadas de lo que se vive día a día en las aulas. La mayoría de estas reformas sólo generan cambios burocráticos para los docentes, lo cuál nos hace perder muchísimo tiempo, y muy valioso y generan pocos cambios en nuestras aulas.

 

                Pediría que los ministr@s de educación se dejasen asesorar por personas relacionadas directamente con el sistema educativo, que hayan sido o sean maestros, que hayan vivido de cerca la realidad del aula, de un aula con 25 niños de 3 años, muchas veces con 1 o 2 alumn@s con necesidades educativas especiales y un solo super profe. O en primaria o secundaria donde la diversidad en muchas ocasiones desborda al profesorado. Y no me olvido de los profes de bachillerato continuamente presionados por los rankings y la famosa Selectividad, ah no PAU… que no, que no, que ¡¡¡es EBAU!!!. 


Cómo sería tu centro educativo ideal?

Pues mi centro educativo ideal sería aquel que por fin pudiese poner en marcha medidas que realmente tuviesen al alumn@ en el centro del proceso de enseñanza-aprendizaje.

·         Sin horarios cerrados que nos obligan a cambiar de asignatura cada 45 o 50 minutos.

·         Sin asignaturas que compartimentan los aprendizajes.

·         Basado en aprendizaje por proyectos, siendo los centros de interés aquellos más cercanos a nuestros alumn@s.

·         Con espacios abiertos y flexibles que faciliten otra forma de aprender

·         Abierto a todas aquellas herramientas y metodologías que mejoren los aprendizajes.

Y lo más importante para mí, que valore a todos y cada uno de los docentes que forman su claustro, que crea en ellos, que sea capaz de pedirle a cada uno a la altura de sus posibilidades y que fomente y genere en ellos confianza, ganas e ilusión por alcanzar la excelencia no sólo profesional sino sobre todo personal.

 

Creo que si estos son los objetivos que buscamos en nuestros alumn@s no pueden ser menos los que busquemos alcanzar con el mayor valor que debe tener un colegio, su claustro.

 

Señala 5 palabras que definan tus clases

 

Divertidas, Participativas, Vivenciales, cercanas y respetuosas con el ritmo de cada uno.


Escribir comentario

Comentarios: 0

Quiénes somos

EDUCA es una plataforma formada por profesores de diferentes etapas educativas que promueve la mejora de la educación. Confía en los principios de esfuerzo, disciplina, constancia, cooperación, empatía, altruismo, solidaridad, creatividad y dinamismo, para favorecer las buenas prácticas docentes y educativas. A través de su página Oficial de Facebook comparte y difunde artículos y noticias vinculadas a la educación en general. Nace con el objetivo de concienciar a la población hacia una mejora de la calidad educativa tanto en el seno escolar, de centros públicos y privados y de todas las etapas educativas, como en el ámbito social y el familiar.

www.mundoeduca.org                                                        Contacto: info@mundoeduca.org