Óscar Abilleira Muñiz , finalista a los Premios EDUCA ABANCA. Mejor Docente de España 2018

Óscar Abilleira Muñiz, es un profesor de 10. Ha entrado en el TOP 10 de los finalistas a los Premios EDUCA ABANCA.

Mejor Docente de España en la categoría de Educación Infantil.  Desempeña su labor docente en el CEIP Pedro Antonio Cerviño. Campo Lameiro (Pontevedra)

Te invitamos a conocerle un poco más en este post! 

 


¿Qué supone para ti estar entre los 10 finalistas?

Cuando hace unos meses la madre de uno de mis alumnos me comentó que me había propuesto para los premios Educa-Abanca, no me podía imaginar estar ahora entre los 10 finalistas de la categoría. Fue ese el verdadero premio puesto que no dejaba de ser una muestra de reconocimiento y afecto por parte de las familias de los alumnos y alumnas.

En su momento la nominación y ahora el hecho de estar entre los diez finalistas no lo considero como algo que me pertenezca sólo a mi, o de lo que sea el único responsable, sino como un reconocimiento tanto a mis compañeros y compañeras del centro, como sobre todo a las familias y mis alumnos/as, sin los cuales no hubiese sido posible llevar a cabo todas las “aventuras” en las que nos embarcamos a lo largo de estos años.

A título personal estaría mintiendo si dijese que no me alegra este reconocimiento, ya el hecho de estar entre los nominados lo había aceptado como un reconocimiento más que suficiente, por lo que estar ahora entre los diez finalistas es mucho más de lo que nunca hubiese imaginado. Figurar en esta lista no me convierte en mejor que los nominados, los candidatos o todos los compañeros y compañeras que cada día entran en sus aulas, a dar lo mejor si mismos siendo creativos e igual o más innovadores. La única diferencia es estar o no en una lista por haber sido propuesto por las familias.

 

Pero por encima de todo esto, me alegra figurar entre los elegidos por el Comité de Baremación, por lo que significa para un pequeño centro como en el que tengo la fortuna de trabajar y toda la comunidad escolar del mismo. Recibir felicitaciones de las familias, antiguos alumnos/as y observar como este reconocimiento lo sienten suyo en una parte, supone el mayor premio que pueda conseguir.

¿Cuál crees que es el motivo por el cual te han nominado los alumnos/familias?

Realmente nunca había tenido la percepción de que estuviese haciendo algo con mis alumnos y alumnas, a lo largo de estos años, que fuese muy diferente a lo que pueda hacerse en otros  centros. Para mi trabajar de este modo es lo que “considero normal” puesto que sigue las indicaciones curriculares y legislativas.

Posiblemente el punto que haga que mis clases puedan ser “diferentes” y que hayan supuesto este reconocimiento por parte de las familias, tal vez sea el enfoque en el que se fundamenta el día a día en mi aula: el buscar la  participación activa de todos los implicados, el “ser creativo” en ciertas propuestas, el modo en que se introducen las TIC, robótica y otros elementos STEM…

Como comentaba, desconozco las razones reales que llevaron a la propuesta por parte de las familias de mi nombre, pero me gusta pensar que esta nominación implica el reconocimiento a la forma en que entendemos la educación de sus hijos, como convertimos todo lo que sucede en el aula en una “aventura” significativa y funcional, como respetamos el ritmo madurativo dejando que “sean niños y niñas”,  como fomentamos el descubrimiento, la curiosidad y creatividad como ejes vertebradores de nuestro trabajo.

 

En todo caso estoy infinitamente agradecido por el reconocimiento que supone el que se hubiesen tomado un momento para proponer mi nombre, ya que como comentaba ese fue el verdadero premio; algo que creo todo docente merece sentir alguna vez en su vida profesional; y que afortunadamente a lo largo de estos años he podido sentir por parte de las familias de mis alumnos/as estando ahí siempre que se les ha solicitado, aportando ideas y formando parte de todo lo que sucede y planteamos en nuestras aulas.

¿Qué le pedirías al gobierno en relación a una posible mejora del sistema educativo?

Creo que lo primero que habría que hacer es realizar un diagnóstico de que problemas hay, si es que los hay, en el sistema educativo español, detectando claramente donde se detectan dichos problemas y cuáles son las causas de los mismos,  valorando si realmente se trata de problemas o de “diferentes concepciones de lo que debe ser la educación”.

 

Comento esto porque es muy fácil hacer “afirmaciones genéricas” que dejan de valorar todo lo bueno que tiene nuestro sistema educativo, es decir, más allá de los problemas que existan estos no pueden, ni deben, “ocultar” todo lo que realmente está funcionando bien. Por otro lado hablar de problemas “del sistema educativo”, sin determinar en que etapa y bajo que circunstancias concretas, no llevará nunca a encontrar una respuesta eficaz y acordada puesto que no habremos tenido un diagnóstico claro y que todos compartamos, de los problemas a solucionar.

Obviamente considero necesario un pacto educativo que establezca unos principios que todos compartan, más allá de la visión idelógica y concepción que se tenga de lo que cada uno considere deba ser el sistema educativo. Pero hablar de este pacto y de una ley que perdure en el tiempo no puede hacernos olvidar la realidad, los cambios necesarios en nuestros centros educativos no se consiguen por el mero hecho de aprobar una ley, con la idea de que “mágicamente” al día siguiente los principios sobre los que se había elaborado van a estar presentes en las aulas; cuando realidad se trata de un proceso que va a necesitar tiempo (que no han tenido ninguna de las propuestas legislativas) y recursos (no necesariamente económicos en todos los casos).

Varias han sido las leyes educativas que ha han pasado por nuestras manos y algunos de sus principios, que comparten todas ellas, no han llegado a introducirse en las aulas en muchos casos, y así sucederá con futuras leyes que puedan aparecer si no se hace un diagnóstico real de “que es lo que está sucediendo”.

Realmente no sé si la cuestión es sólo qué pedirle al gobierno de turno o a las administraciones implicadas, donde hay reclamaciones como la reducción de ratios que podrían solucionar muchos de los problemas; sino implicar a todos los actores implicados y especialmente en la parte que nos compete como docentes.

Por ello no puedo dejar de poner el foco en nosotros mismos, el grupo de docentes, quienes tenemos que hacer una autocrítica, o al menos así lo considero, de que parte este “fracaso” es responsabilidad nuestra, sin echar balones fuera y enfrentándonos directamente a los mismos, porque no todo puede ser culpa de las múltiples leyes (cuando a veces ni se conocen), ni falta de formación (cuando no todo el mundo decide hacerlo), o falta de recursos (que en ocasiones ni se utilizan), ni en las familias o en la sociedad en general.  Se trata de un conjunto de factores, o al menos así lo considero, lo que están implicados entre los que nos tenemos que incluír necesariamente.

 

Porque al final, pese a todos estos condicionantes, quien decide lo que sucede en su aula o su centro es propio docente, quien crea situaciones de aprendizaje de un tipo u otro  o quien decide el grao de implicación que quiere tener tanto con el centro como con las familias es el propio docente. 

Cómo sería tu centro educativo ideal?

¿Existe un centro ideal?.  Todo docente que lleve varios años en un mismo centro o haya pasado por varios, compartirá el hecho de que los centros son entes vivos, que dependen de las personas que los conforman y la comunidad que construyan.  Es por ello que cualquier centro siempre puede convertirse en tu centro ideal, siempre y cuando te esfuerces porque en el mismo se reflejen aquellos principios educativos que defiendes como docente.

Tu centro ideal puede ser tu centro actual, si creas situaciones en las que las familias estén presentes participando activamente, en el que el alumnado no sienta que durante 5 horas al día está dentro de una cárcel donde, esó si los “dejamos salir un rato al patio a divertirse”. Un centro en el que todos los miembros de la comunidad educativa,  pero sobre todo los alumnos/as, sean partícipes activos en la toma de decisiones y conscientes de su proceso de aprendizaje,  donde no solo se vaya a “aprender” sino que se vaya a “vivir” y sobre todo “convivir” con los demás, formando una pequeña sociedad, reflejo de la gran sociedad en la que se encuentra inmerso.

En ese proceso de creación de tu centro ideal, que implica aprender diariamente de tus compañeros y compañeras, de las familias, pero sobre todo de tus alumnos y alumnas, el enriquecimiento personal es tan grande que tu centro “ideal” acaba por convertirse en el “centro de la comunidad de la que formas parte” que se habría construido entre todos…  y eso sí sería una “eduación ideal”.

Evidentemente ese proceso lleva tiempo y la implicación de partes que muchas ocasiones no quieren, no pueden, o directamente no invitamos a participar, pero realmente creo que merece la pena.

Considerar un centro “ideal” como aquel al que me iría de cabeza si pudiese, supondría aceptar que habría otros centros que no lo serían, con lo que implicaría que algunos alumnos tendrían una educación “ideal” y otros no, sin que hubiese lugar a elección por su parte, por eso pienso que todos los centros tendrían que ser el centro ideal, por justicia con nuestro alumnado.

Personalmente espero haber contribuido en todos estos años en mi centro, en el que llevo más de una década, a que poco a poco no se convierta en “mi centro ideal” sino en el centro “ideal de todos lo que allí convivimos muchas horas a la semana”.

Señala 5 palabras que definan tus clases

Respetar el ritmo madurativo, aprender investigando-descubriendo, significatividad-funcionalidad, innovación-creativa y confianza.

 

 

 

Me gustaría, para finalizar, agradecer a la organización “Educa-Abanca” y al Comité de Baremación el haberme tenido en cuenta para formar parte de esta aventura, a mis compañeros y compañeras (los que están y los que han estado); a las familias de mis alumnos y alumnas tanto las actuales (gracias a las cuales estamos metidos en esto), como a todas con las que curso a curso he tenido el privilegio de que me hayan dejado formar parte de la educación de sus hijos; pero sobre todo quiero agradecer, aunque no vayan a enterarse, a esos pequeños científicos, artistas, músicos, investigadores… genios en fin, que tengo y he tenido día a día junto a mi lado compartiendo aventuras y descubriendo el mundo. 

 

Gracias a todos y todas porque haberme enseñado tanto.

 


Escribir comentario

Comentarios: 0

Quiénes somos

EDUCA es una plataforma formada por profesores de diferentes etapas educativas que promueve la mejora de la educación. Confía en los principios de esfuerzo, disciplina, constancia, cooperación, empatía, altruismo, solidaridad, creatividad y dinamismo, para favorecer las buenas prácticas docentes y educativas. A través de su página Oficial de Facebook comparte y difunde artículos y noticias vinculadas a la educación en general. Nace con el objetivo de concienciar a la población hacia una mejora de la calidad educativa tanto en el seno escolar, de centros públicos y privados y de todas las etapas educativas, como en el ámbito social y el familiar.

www.mundoeduca.org                                                        Contacto: info@mundoeduca.org