· 

Marta Arévalo Baeza , nominada a los Premios EDUCA ABANCA. Mejor Docente de España 2019

Marta Arévalo Baeza, ha sido nominada a los Premios EDUCA ABANCA  Mejor Docente de España en la categoría de Educación Universitaria. Con 16 años de experiencia como docente, su especialidad es  expresión corporal, danza y TIC. Da clases en la Universidad de Alcalá. Madrid.

Hemos querido conocerla un poco más, y esto es lo que nos ha contado.


¿Habías estado nominada anteriormente a estos premios? ¿Cómo te enteraste de tu nominación? ¿Cuál fue tu primera reacción?

Estuve nominada para los premios de 2018. La primera vez me enteré por redes sociales, me envió un tweet un compañero y no me lo creía. Me sentí agradecida y reconocida, y en seguida quise saber qué beneficios para la educación en general podía aportar mi candidatura, porque siendo sincera, no tengo un interés personal por el premio, tiene que servir para la labor que hago y amo.

Ya este año 2019 recibí un correo electrónico un tiempo antes de que se hiciera público y me divirtió que nos dijerais que no se lo contáramos aún a nadie.

Tras la experiencia del curso pasado como nominada, creo que entiendo mejor su sentido y la dinámica de los premios, todos los espacios son pocos para hablar de educación y cómo hacerlo mejor. Los docentes necesitamos el apoyo social, la complicidad entre nosotros. Los nominados representamos a muchos docentes que cada día dan su mejor versión profesional y personal en las aulas, y fuera de ellas, en otros espacios como son los digitales.

¿Consideras que hemos avanzado y mejorado la calidad educativa en los últimos 10 años? ¿Qué aspectos han mejorado o empeorado?

Creo que hemos mejorado en cuanto a visión y comprensión holística de lo que implica la educación. Hemos comprendido que debe servir al desarrollo de habilidades personales y profesionales para la vida, y no solo para la del propio alumnado, sino que, al mismo tiempo, esas habilidades deben contribuir a un mundo mejor para todos y todas. También creo que estamos asimilando que acompañar a personas en su formación implica, por un lado, contar con sus intereses y eso tiene que ver con las emociones y, por otro, conectar la enseñanza con lo que se viven fuera de los centros educativos y el mundo que queremos construir.

 

Debemos tender a un aprendizaje significativo y contextual y atender a ambas cosas requiere cambios estructurales humanos, espaciales y temporales, y esto es una asignatura pendiente. Por eso creo que también hemos empeorado porque convivimos con incongruencias al querer hacer las cosas en una dirección y no tener la estructura para hacerlo. Creo que los desafíos son muchos, pero apunto como fundamentales y por este orden: la bajada de la ratio en todos los niveles educativos, repensar los espacios y, por último, flexibilizar los tiempos de aprendizaje para que se pueda desfragmentar el conocimiento.

¿Qué le dirías a las nuevas generaciones que deseen ser docentes?

A un docente que comienza le diría que potencie su creatividad, que desarrolle su pensamiento crítico, que mire fuera del aula y que disfrute de esta profesión tan agotadora como apasionante.

Si te decimos estas palabras ¿qué se te viene a la cabeza?: Aula, Lápiz y Pizarra.

El aula actual es un espacio rígido, gris, que no invita a metodologías que involucran al cuerpo y al movimiento. Las aulas no son permeables, sus muros tapan lo que ocurre fuera.

 

El mundo digital me apasiona pero yo sigo con mis lápices. Según una investigación que leí reciéntemente las regiones del cerebro asociadas con el aprendizaje son más activas cuando las personas completan una tarea a mano, en lugar de hacerlo con un teclado (van der Meer y van der Weel, 2017). La escritura a mano parece que conlleva otros procesos diferentes, ralentiza la relación idear-escribir, lleva a la reformulación y permite poner en juego una mayor autoexpresión, conectando mejor con las emociones y la memoria. Me gusta entender porqué sigo con mis blocs y porqué sigo animando a mis estudiantes a pensar con un bolígrafo en la mano.

 

Y ¿sobre la pizarra? Pues os confieso que la tiza me da algo de alergia y la uso poco. En este caso, me decanto por los medios digitales, bien usados claro.


Referencia:

 

van der Meer, A., & van der Weel, F. (2017). Only Three Fingers Write, but the Whole Brain Works: A High-Density EEG Study Showing Advantages of Drawing Over Typing for Learning. Frontiers in psychology8, 706. doi:10.3389/fpsyg.2017.00706

Escribir comentario

Comentarios: 0

Quiénes somos

EDUCA es una plataforma formada por profesores de diferentes etapas educativas que promueve la mejora de la educación. Confía en los principios de esfuerzo, disciplina, constancia, cooperación, empatía, altruismo, solidaridad, creatividad y dinamismo, para favorecer las buenas prácticas docentes y educativas. A través de su página Oficial de Facebook comparte y difunde artículos y noticias vinculadas a la educación en general. Nace con el objetivo de concienciar a la población hacia una mejora de la calidad educativa tanto en el seno escolar, de centros públicos y privados y de todas las etapas educativas, como en el ámbito social y el familiar.

www.mundoeduca.org                                                        Contacto: info@mundoeduca.org