· 

Andrés Losada Baltar , nominado a los Premios EDUCA ABANCA. Mejor Docente de España 2019

 Andrés Losada Baltar, ha sido nominado a los Premios EDUCA ABANCA  Mejor Docente de España 2019  en la categoría de Educación Universitaria. Con 15 años de experiencia imparte docencia en la Universidad Rey Juan Carlos en Alcorcón, Madrid. 

 

 "...nuestro sistema educativo es manifiestamente mejorable, especialmente en las dimensiones de reconocimiento del trabajo y méritos que se alcanzan, tanto por parte de los docentes como por parte de los estudiantes y sus familias..."


¿Por qué crees que te han nominado tus alumnos?

Ha sido una gran sorpresa, enorme y muy agradable. La realidad es que imparto docencia en una disciplina (psicología) con asignaturas/materias que incluyen contenidos que resultan de interés y atractivo para los estudiantes, como intervención en psicología clínica, intervención clínica en la vejez, etc., lo que puede haber facilitado mi nominación. Por otra parte, en mi actividad docente realizo esfuerzos dirigidos a fomentar el debate y la discusión sobre los contenidos tratados, ilustrados con ejemplos que suelo tomar de mi experiencia clínica e investigadora.

 

Por otra parte, intento romper las reticencias habituales que tienen los alumnos para hablar en público, tratando de garantizar el respeto y valoración positiva de cualquier participación en clase. Además, las asignaturas que imparto cuentan con una importante carga práctica que consiste en presentación y simulación de casos y tratamientos psicológicos (conocidos como role- playings, o ensayos de conducta).

 

Todos los alumnos han de participar, y señalo explícitamente que no se valorarán de forma negativa conductas como quedarse en blanco, “ataques de risa nerviosos”, o similares. Se valora el esfuerzo, el riesgo y se destaca la importancia de romper con sus barreras para participar, con vistas a su futuro profesional. Hasta el momento nunca he encontrado alumnos que rechacen una participación en algo que inicialmente les resulta muy estresante. Al terminar las asignaturas, tengo la impresión de que el esfuerzo que han realizado los alumnos se traduce en una notable satisfacción y aumento de percepción de autoeficacia de los alumnos para enfrentarse a situaciones difíciles, con la deseada satisfacción compartida por un trabajo bien hecho, la que puede haber llevado a algún alumno a nominarme.

 

 

¿Crees que es mejorable nuestro sistema educativo? ¿Por qué?

Este es un asunto muy complejo, pero trataré de sintetizar unos pensamientos clave en unas líneas. La educación es uno de los pilares básicos, si no el primero y principal, para sostener un estado del bienestar, una vía hacia el logro de un país competitivo en asuntos que a su vez también influyen en el bienestar, como la investigación, la tecnología y el desarrollo, tanto en áreas sociales como sanitarias, técnicas y empresariales.

 

En términos generales, me sorprendo por cómo salen formados los estudiantes, al considerar los escasos recursos disponibles y el poco respeto y prioridad que se le otorga (especialmente, a la educación pública, abierta a todos) y a sus representantes más directos (profesorado) por parte de las instituciones (públicas o privadas), así como por la opinión pública en general. Esto me lleva a pensar que los que se enfrentan en el día a día a la tarea educativa, esto es, los profesores y los alumnos, realizan una tarea honrosa e indispensable en un contexto a veces adverso, si no hostil. La buena opinión que tienen países líderes en áreas como la investigación acerca de la preparación que tienen las personas que, formadas en nuestro país, han de emigrar es un buen indicador de lo que menciono. El fracaso a la hora de retener o potenciar valores aquí formados es para mí el más grave indicador de la necesidad de mejorar nuestro sistema educativo y sus posibilidades de favorecer el desarrollo profesional de los estudiantes en el entorno para el que han sido formados.

 

En resumen, como creo que se puede deducir de las palabras que anteceden, nuestro sistema educativo es manifiestamente mejorable, especialmente en las dimensiones de reconocimiento del trabajo y méritos que se alcanzan, tanto por parte de los docentes como por parte de los estudiantes y sus familias, lo que apunta a la necesidad de dotarlo de mayores recursos que claramente muestren un respaldo al sistema público al alcance de todos y contar con mecanismos que permitan modificar el pesimismo y la sensación de futuro complicado e incierto que embarga a estudiantes, familias y profesorado.

¿Qué recomendaciones le darías a las familias, al profesorado, al alumnado y a las autoridades políticas para mejorar la educación?

A las familias: que su inversión en educación y formación merece el esfuerzo. Destacaría su papel principal en la tarea educativa, como colaborador necesario del profesorado y las instituciones educativas externas, públicas o privadas, con quienes deberían compartir una confianza y respeto incuestionables. Sin estar dedicados exclusivamente a los asuntos relacionados con las materias educativas, el tiempo y esfuerzo invertidos son fundamentales para lograr los objetivos educativos deseados, debiendo ser centrados en valores, como el respeto, el descanso, el tiempo compartido de calidad, las formas, habilidades comunicativas y crecimiento personal (por ej., actividad física), etc. Siempre conscientes de que, a pesar del esfuerzo prolongado, habrán de prevenirse éxitos o fracasos, y todo lo anterior deberá afrontar el riesgo de que, si no existe una entrega incondicional a los estudiantes, se hará más difícil garantizar que puedan ser escuchados, atendidos y tratados con respeto y cariño, logren o no sus objetivos.

 

Al profesorado: Realizar un análisis de los propios valores. En momentos difíciles no resulta fácil ser consciente de los motivos por los que merece la pena esforzarse día a día, hora a hora. Es probable que se pierda el horizonte y que la sobrecarga de tareas y responsabilidades favorezca la deshumanización del trabajo y responsabilidades adquiridas. Serán herramientas educativas fundamentales estar atento a no caer en prejuicios y estereotipos que se tengan para tratar de evitar su influencia en el día a día, y ser capaces de reconocer la complejidad de la conducta de sus estudiantes. Finalmente, recomiendo aceptar y reconocer como inevitables los errores y emociones difíciles que puedan surgir a partir de ellos, como la culpa, tratando de reconocer el potencial que éstos pueden tener para crecer como personas y profesionales.

 

 

A las autoridades: Esto es particularmente complejo porque, lejos de una responsabilidad inmediata o más próxima, aquí es donde está el asunto clave de la muy discutida necesidad de lograr acuerdos para disponer de un plan a largo plazo. También, la necesidad de una mayor inversión en recursos, sin anteponer, o con independencia de, objetivos propagandísticos a corto plazo como el proporcionar datos y estadísticas pretendiendo la impresión de que se están haciendo cosas destacadas. Me refiero más a recursos que garanticen la formación, identificación y posibilidades de desarrollo de profesorado cualificado y comprometido; a favorecer el cambio de sistema y procedimientos formativos, sin aspirar a grandes objetivos con menos recursos de los que había en fases anteriores, quizás al estilo “Bolonia”; a la coherencia entre oportunidades formativas y posibilitar la transferencia de tales esfuerzos y recursos al desarrollo profesional posterior de los estudiantes. De la misma manera que se exige honestidad y responsabilidad a los estudiantes y al profesorado, las autoridades también deberían tender a garantizar tales cualidades y velar por su defensa a más largos plazos. 

Si te decimos estas palabras qué se te viene a la cabeza: TICS, Ratio y patio.

TICS: Preocupación. Se trata de un asunto algo complejo, quizá sin un respaldo de

investigación robusta que garantice su uso y su recomendación a gran escala. La educación requiere de contacto y respaldo con recursos. Pero los recursos no deben quitar protagonismo al contacto, a la experiencia, a la transmisión de valores como el rigor, el sacrificio y el esfuerzo, que conducirán finalmente al desarrollo de la autoeficacia y autonomía de los estudiantes.

 

Ratio: Ilumina una idea de necesidad de mejorar la razón de profesores ante alumnos,

pero también relaciones con fines de comparación, como el de la dotación destinada a educación comparada con aquella destinada a otros fines más visibles pero poco interesantes desde el punto de vista del desarrollo. O necesidad de recursos para personas y familias con necesidades especiales, materiales, o de salud mental y física, comparada con los recursos disponibles.

 

 

Patio: Necesidad de promover más oportunidades de interacción entre los sistemas implicados en la educación, especialmente profesorado y estudiantes, pero también las familias. También mayor presencia de las autoridades y “careos” con los demás sistemas implicados para conocer el contexto real de lo que gestionan. La interacción favorece acceder a vidas desconocidas a través de la ruptura de barreras que, de otra forma, no son permeables, y prestar atención a áreas de valor de las personas que van más allá de las directamente relacionadas con la parte formativa.


Escribir comentario

Comentarios: 0

Quiénes somos

EDUCA es una plataforma formada por profesores de diferentes etapas educativas que promueve la mejora de la educación. Confía en los principios de esfuerzo, disciplina, constancia, cooperación, empatía, altruismo, solidaridad, creatividad y dinamismo, para favorecer las buenas prácticas docentes y educativas. A través de su página Oficial de Facebook comparte y difunde artículos y noticias vinculadas a la educación en general. Nace con el objetivo de concienciar a la población hacia una mejora de la calidad educativa tanto en el seno escolar, de centros públicos y privados y de todas las etapas educativas, como en el ámbito social y el familiar.

www.mundoeduca.org                                                        Contacto: info@mundoeduca.org