· 

Ioana Liliana Modorán Modorán , nominado a los Premios EDUCA ABANCA. Mejor Docente de España 2019

 Ioana Liliana Modorán Modorán, ha sido nominada a los Premios EDUCA ABANCA  Mejor Docente de España 2019  en la categoría de Educación Secundaria y Bachiller. Con 14 años de experiencia imparte docencia en el Centro Público de Educación de Personas Adultas “Antonio Herrera”

 

 "En mi opinión, nuestro objetivo es el bienestar y el aprendizaje de nuestros alumnos, ayudarles a construir su futuro y a encontrar su camino en la vida."


¿Por qué crees que te han nominado tus alumnos?

Ha sido una sorpresa mayúscula recibir la nominación, espero estar a la altura de las expectativas. En clase tenemos una pequeña sociedad de aprendizaje, mis alumnos aprenden matemáticas… y a cambio me enseñan muchas otras cosas, me confían sus sueños y esperanzas y, con sus comentarios, me ayudan a crecer como persona y como docente.

 

El porqué de la nominación… quizá tenga que ver con la complejidad de nuestro cerebro. ¿Cómo puedes llegar a amar una asignatura que antes odiabas? ¿Cómo te puede llegar a caer bien la “profe” de esa asignatura que tanto te cuesta? Lo único que he hecho en clase fue intentar que mis alumnos crean en sí mismos y ayudarles a descubrir que las matemáticas son muy divertidas. ¿Cómo? A través de la “gamificación analógica”. Mis alumnos se preparan para un examen escrito que abarca conocimientos de 1º a 4º de la E.S.O., lo que dificulta bastante la aplicación de técnicas de gamificación modernas, tanto por la amplitud de la materia, como por la escasez de tiempo. La mayoría compaginan trabajo y estudios, muchas veces vienen cansados a clase y necesitan aprender mucha materia en poco tiempo para superar un examen escrito y, al mismo tiempo, evadirse.

 

Por esa razón intento que mis clases sean entretenidas y que se queden con ganas de más. Intento relacionar siempre la teoría con la vida real y les propongo ejercicios ordenados por nivel de complejidad para ir “pasando de nivel”, como en los videojuegos. Los retos son muy importantes en clase y no hay nada mejor que ver a mis alumnos quedándose un rato más después de clase solo porque se hayan “picado” con un problema. Otro aspecto a tener en cuenta es la cercanía: mis alumnos saben que la puerta de mi despacho está siempre abierta y que pueden contar conmigo siempre que necesiten un consejo. Eso siempre deja unas cuantas anécdotas para contar; por no extenderme… hace unos años en Nochebuena, sobre las 21:00, recibí un Whatsapp de un alumno con la fotografía de una ecuación resuelta, preguntando si la tenía bien hecha. Una  tarjeta navideña muy original, la verdad. Les había indicado en clase un par de canales de YouTube para repasar otros aspectos matemáticos, pero le había picado la curiosidad por las ecuaciones y había aplicado por sí mismo una técnica de Flipped Classroom. Por supuesto, le contesté a los 10 minutos felicitándole por el trabajo bien hecho… y ya de paso las Navidades J. 

 

 

¿Crees que es mejorable nuestro sistema educativo? ¿Por qué?

En mi opinión, siempre hay lugar para la mejora. Por muy bien que se hagan las cosas, deberíamos estar constantemente aprendiendo e intentando mejorar. En el caso de nuestro sistema educativo, hay muchos aspectos mejorables. Uno de los más importantes es que se intenta siempre unificar en un punto bajo o medio, cuando en realidad deberíamos intentar dar respuesta a todas las realidades. Ningún alumno es bueno o malo, hay que potenciar el talento de cada uno e intentar fomentar su desarrollo en esa dirección. Un ejemplo práctico: si en una clase de matemáticas el objetivo es hacer 15 ejercicios para cada concepto nuevo, el 30% de la clase se aburrirá porque sólo necesita 7, por lo que se distraerán y puede que adopten actitudes que molesten a sus compañeros, otro 30% no podrá aprovecharlo porque igual necesitan 20 ejercicios, por lo que se frustrarán, y solo el 40% restante lo aprovechará de verdad. Son porcentajes ficticios utilizados únicamente como ejemplo, pero la realidad podría sorprender aún más. Quizá se podría reestructurar la enseñanza para conseguir que todos puedan sacar el máximo partido a sus aptitudes y puedan avanzar a su ritmo, no dentro de la estructura rígida del grupo-clase.  

¿Qué recomendaciones le darías a las familias, al profesorado, al alumnado y a las autoridades políticas para mejorar la educación?

Recomendar es muy fácil, al igual que opinar. No todas las recomendaciones sirven en todos los casos y para todos. Mi consejo: sentido común, respeto y mucho, mucho corazón. Y, sobre todo, mucha comunicación y apoyo entre todos los implicados en el proceso educativo.

En cuanto a las autoridades políticas… creo que se lleva solicitando desde hace mucho tiempo un pacto por la educación para evitar cambios normativos que exijan al profesorado más dedicación a adaptarse a la normativa que a su verdadera vocación, la enseñanza.

 

La motivación del profesorado es muy importante, ya que de ello depende la motivación del alumnado. Un profesor que sigue su vocación disfruta enseñando y es capaz de transmitir a sus alumnos su pasión por la asignatura. Las emociones son las que guían nuestra vida y, si somos capaces de contagiar a nuestro alumnado nuestra pasión por la asignatura, también les estaremos enseñando la importancia que tiene formarse para poder conseguir en el futuro un trabajo que realmente disfruten y les haga felices.

 

 

En mi opinión, nuestro objetivo es el bienestar y el aprendizaje de nuestros alumnos, ayudarles a construir su futuro y a encontrar su camino en la vida, y afortunadamente siempre me he sentido respaldada por las autoridades educativas de nuestra provincia, especialmente por el Área de Inspección Educativa, que me ha brindado apoyo y consejo siempre que lo haya necesitado. 

Si te decimos estas palabras qué se te viene a la cabeza: TICS, Ratio y patio.

En primer lugar, las TIC son un apoyo indiscutible para la clase, siempre y cuando los alumnos cuenten con la información necesaria relativa a seguridad en internet y el uso responsable de las TIC. En mi caso, las “matemáticas a ritmo frenético”, como las suelo llamar, no dejan mucho tiempo para poder explotar recursos de la web y muchas veces mis alumnos adultos se sorprenden al tener que utilizar en clase su teléfono móvil con mil aplicaciones a modo de simple calculadora. Fuera de clase, las posibilidades son infinitas: desde vídeos educativos en YouTube hasta videollamadas a algún alumno que estaba de vacaciones en el extranjero para que no se perdiera la clase, “capturas de pizarra” con los ejercicios que hemos ido haciendo, etc. Es una de las ventajas de trabajar con personas adultas, que se puede sacar provecho a las TIC según las necesidades en cada momento. De lo que se trata también es de crear alumnos competentes, que sepan dónde buscar en cada momento la información que necesitan, discriminar fuentes, estructurar su aprendizaje. Las TIC ayudan a enfocar el aprendizaje en el “savoir-faire”, evitando así el aprendizaje tradicional basado en memorización de datos.

 

En cuanto a la ratio… las aulas masificadas no favorecen el aprendizaje, y menos aún el poder dar respuestas individualizadas a las necesidades de aprendizaje de nuestro alumnado. Los grupos pequeños favorecen una interacción mucho más ágil, mejoran la convivencia y fomentan la creación de vínculos más estrechos entre el alumnado. Suelo tener grupos heterogéneos tanto en edad como en conocimientos previos y es maravilloso verles aprender los unos de los otros y convertirse en amigos a lo largo del curso, a pesar de haber diferencias de edad de más de 20 años en algunos casos.

 

 

Y, por último, el patio… volviendo a la realidad de mi centro: no tenemos patio, pero sí unas escaleras de entrada al centro muy soleadas con unos bancos que invitan a la interacción social en los recreos. Y es allí donde conoces más a tus alumnos y ellos a ti, y si eliges pasar con ellos un rato del recreo, seguro que tienen muchas cosas que contarte. El patio es el lugar donde les ves cómo se relacionan, cómo evolucionan a lo largo del curso y donde puedes ver cómo les puedes ayudar. La mayoría sólo necesitamos a alguien que crea en nosotros, o simplemente un abrazo. Gestos muy simples que pueden llegar a cambiar vidas.  

 

 

Por último, me gustaría dedicar un pequeño espacio a agradecimientos:

A mis alumnos, por dejaros enseñar y por enseñarme a la vez tantas cosas nuevas cada año.

A los familiares de mis alumnos (hijos, padres, hermanos, primos… ;-), por involucrarse.

A mis compañeros, por las conversaciones sobre temas educativos y todos los tés y cafés compartidos.

A todos los profesionales de la Dirección Provincial de Educación de Segovia, por su apoyo.

Y, por supuesto, a mi familia y amigos, por apoyarme de manera incondicional y por aguantar estoicamente el relato detallado de todas las anécdotas.    


Escribir comentario

Comentarios: 0

Quiénes somos

EDUCA es una plataforma formada por profesores de diferentes etapas educativas que promueve la mejora de la educación. Confía en los principios de esfuerzo, disciplina, constancia, cooperación, empatía, altruismo, solidaridad, creatividad y dinamismo, para favorecer las buenas prácticas docentes y educativas. A través de su página Oficial de Facebook comparte y difunde artículos y noticias vinculadas a la educación en general. Nace con el objetivo de concienciar a la población hacia una mejora de la calidad educativa tanto en el seno escolar, de centros públicos y privados y de todas las etapas educativas, como en el ámbito social y el familiar.

www.mundoeduca.org                                                        Contacto: info@mundoeduca.org