· 

Edelmira María Parga Valiña , nominada a los Premios EDUCA ABANCA. Mejor Docente de España 2019

Edelmira María Parga Valiña , ha sido nominada a los Premios EDUCA ABANCA  Mejor Docente de España 2019  en la categoría de Educación Secundaria/Bachiller. Con 20 años de experiencia, imparte docencia en IES Perdouro, Burela (Lugo)

 

 "...he tenido la suerte de cruzarme con docentes que me han enseñado a ser lo que soy como profesional.."


¿Por qué crees que te han nominado tus alumnos?

Mis alumnos me han sorprendido doblemente: por hacer la nominación y por su discreción (ninguno hizo el menor comentario). Imagino que me han nominado por mi implicación con ellos pero también porque son conscientes de sus progresos. Unos me habrán nominado por el uso frecuente de las TIC, otros por sus experiencias como periodistas en la revista o en la radio, otros por las sesiones de aprendizaje realizadas fuera del centro educativo... Me alegra confirmar que les he transmitido motivación. Porque creo que sin motivación, no es posible la educación. Es decir, para que un aprendizaje sea significativo debe realizarse despertando interés y, si es posible, llegando al corazón, creando una relación de empatía con el alumnado, preocupándose realmente de que estén disfrutando con lo que aprenden.

¿Crees que es mejorable nuestro sistema educativo? ¿Por qué?

Claro que es mejorable, y lo es desde la base. Aunque es cierto que se han hecho esfuerzos (creación del departamento de Orientación, atención a la diversidad con ACI, grupos específicos, refuerzos, PMAR, FP básica...), es evidente que un porcentaje demasiado elevado del alumnado no recibe la atención que requieren sus necesidades. Todas las posibilidades de atención personalizada o de agrupamientos reducidos deberían aplicarse para que el alumno, desde edad temprana, se sienta apoyado. En muchas ocasiones se les piden resultados que están fuera de su alcance. Con buenos diagnósticos y con el apoyo necesario, incluso los casos más complejos hacen progresos en la adquisición de las distintas competencias y las posibilidades de fracaso disminuyen notablemente.

 

Por otra parte, creo que para mejorar el sistema educativo son fundamentales los experimentos en los laboratorios de ciencias para que los alumnos puedan probar lo que aprenden de manera más práctica. También se mejoraría la calidad de la enseñanza dando cabida a talleres de radio, prensa, fotografía, cartelería, imprenta, jardinería, teatro, club de lectura, club de ciencia y un largo etcétera que permita estimular aptitudes sociales y creativas en el alumnado.

 

Además, un aspecto que beneficiaría claramente al sistema sería que la formación continua del profesorado en algunos temas concretos fuese obligatoria. Ya es obligatorio que se realicen un determinado número de horas de formación, pero creo que algunos aspectos como la innovación metodológica o la competencia digital deberían estar necesariamente en el currículo de formación de cada profesor.

 

Para mejorar el sistema, la enseñanza debe ir acorde con los progresos que van apareciendo. La educación del siglo XXI debe proporcionar a la sociedad una escuela flexible e inclusiva que permita la equidad, con suficientes recursos humanos e infraestructuras adaptadas a necesidades cada vez más diversas.

 

Hay otros aspectos que se podrían mejorar. Siempre se puede trabajar para que todo vaya a

mejor, pero para eso se necesita un marco estable. Es decir, un consenso en materia educativa, una ley que no cambiase prácticamente con cada legislatura de un partido distinto.

¿Qué recomendaciones le darías a las familias, al profesorado, al alumnado y a las autoridades políticas para mejorar la educación?

Pues a las autoridades políticas, lo expuesto anteriormente:

  1. Estabilidad legislativa fruto de un pacto por la educación entre las diferentes fuerzas políticas,
  2. Flexibilidad normativa, con mayor autonomía de los centros para atender demandas concretas y
  3. Potenciación de la atención a la diversidad, no necesariamente con más recursos económicos, sino favoreciendo la estabilidad y reconociendo las buenas prácticas.

Les pediría que hagan ese esfuerzo teniendo en cuenta los derechos humanos (preocupándose por la población autóctona, pero también por aquella que llega de otros lugares). Si están bien atendidos, es decir, si se tienen los recursos humanos suficientes, la integración será mucho más fácil y nos ahorraremos graves problemas sociales en el presente y en el futuro.

 

A las familias les pediría que, si les es posible, den oportunidades a sus hijos para que adquieran todo tipo de conocimientos y, después, que les dejen expresar sus gustos de cara a elegir cuál será su trabajo en el futuro. Una persona que trabaja en algo por vocación va a ser mucho más feliz y creo que va a intentar desempeñar su trabajo lo mejor posible.

 

Al alumnado le recomendaría que aproveche cualquier oportunidad para aprender y que sea consciente de que, en el mundo en el que vivimos, en constante cambio, va a tener que mantenerse aprendiendo siempre. Es necesario actualizarse y nunca dejar de aprender. La educación y la formación que reciban va a acompañarles el resto de sus vidas y cuanta mejor formación tengan más puertas van a poder abrir, mejores expectativas laborales tendrán y además se convertirán en ciudadanos críticos que estarán capacitados para construir una sociedad más responsable. Coincido con Nelson Mandela en que “La educación es el arma más poderosa para cambiar el mundo”, aunque no me gusta la palabra arma, porque la educación no hiere, enriquece.

 

Y, por último, antes de cualquier recomendación, al profesorado lo felicitaría por su labor de servicio a la sociedad, por su papel silencioso de transmisión de conocimiento, de guía durante el aprendizaje. Nuestra profesión, en general, no cuenta con un gran reconocimiento social, pero enseñamos a leer, a escribir, a sumar, a restar, a multiplicar, a dividir, a comprender el mundo que nos rodea, a crear arte, a idear nuevos inventos y a un largo etcétera. Todo esto es algo evidente y creo que es una labor muy importante que merece respecto y reconocimiento.

 

Convivo a diario con compañeros que son profesionales enormes de los que aprendo cada día y en mi camino, dentro del sistema educativo, he tenido la suerte de cruzarme con docentes que me han enseñado a ser lo que soy como profesional. Aunque no se vea, hay profesores que lo son 24 horas al día los 365 días del año, que nunca dejan de serlo.

 

Al mismo tiempo, recomendaría al profesorado que tratara al alumnado, si la ratio lo permite, de forma personalizada. Todos los alumnos merecen que se les tenga en cuenta. Es fundamental comunicar, pero también escuchar. Cada uno tiene sus circunstancias vitales y conviviendo con ellos durante meses, al final, somos capaces de ver en su semblante cuándo hay problemas. A veces, no es necesario ni que te los cuenten, pero unas palabras de apoyo o un refuerzo positivo en medio de una clase, ayudan. Creo que todo docente debería buscar lo que le gusta hacer a cada niño o los temas por los que tiene predilección y desde ahí intentar


forjar nuevos aprendizajes. También es fundamental el ánimo con el que entremos en el aula. Si tú te estás aburriendo, es prácticamente imposible que los demás se estén divirtiendo.

Si te decimos estas palabras qué se te viene a la cabeza: TICS, Ratio y patio.

 

Las TIC son imprescindibles dentro del sistema educativo. No podemos quedarnos al margen de la realidad y, justamente las TIC, lo han invadido todo. Recibimos información y nos comunicamos a través de internet. No estaríamos siendo justos con nuestro alumnado si no los preparamos para desenvolverse en el mundo en el que les toca vivir. Y las aulas nunca pueden ser un compartimento estanco o una burbuja. Tenemos que estar siempre pendientes de lo que pasa fuera. Un sistema educativo que no aprovecha el potencial de la más moderna tecnología, no es bueno. No responde a los desafíos que la sociedad le presenta.

 

Las TIC no tienen nada de perjudicial en sí mismas. Lo que puede ser perjudicial es el uso que hagamos de ellas. Entonces, tendremos que enseñar a nuestros jóvenes sus ventajas, las facilidades que nos ofrecen para realizar muchas tareas del día a día. Una clase es mucho más entretenida si echamos mano de las TIC. Nos permiten realizar trabajos compartidos, nos ofrecen amenas herramientas para el estudio, nos sirven para crear imágenes, vídeos, publicaciones periódicas, hacen nuestras clases más divertidas gracias a la ludificación... El elenco de posibilidades es prácticamente infinito. Nos facilitan nuestro trabajo y forman parte del mundo en el que viven nuestros jóvenes. Simplemente tenemos que ayudarles a saber utilizarlas, a no correr riesgos en internet, a hacer un buen uso de las TIC.

 

Por otra parte, también me gustaría recalcar el espíritu colaborativo que fomentan las TIC. Creo que nunca se ha compartido tanto conocimiento de manera tan desinteresada y tan generosa en la Historia de la Humanidad. La información está al alcance de todo el mundo. Lo que hay que aprender es a contrastarla, a indagar sobre la veracidad de la misma.

 

Dicho esto, también cabe añadir que, en general, todo en exceso es malo y es necesario poner un filtro a toda esa información que recibimos, como ya he explicado. Pero el primer gran filtro que tenemos que poner es el tiempo que les dedicamos a las TIC. Son imprescindibles tiempos de desconexión cada día. Nuestra vista, nuestro propio cerebro, necesita esa desconexión. Por este motivo, también recomendaría hacer un reparto equitativo del tiempo. Debemos tener momentos para descansar y para el contacto personal y real, no virtual, por nuestra propia salud física y mental.

 

En cuanto a la ratio, está claro que cuanto más reducida sea, mayor será la calidad de la enseñanza. Ya he comentado la importancia de la atención personalizada y de los agrupamientos reducidos desde Educación Primaria, tanto para los niños españoles como para los que llegan del extranjero.

 

También en los grupos de referencia es fundamental la ratio. Las clases son de 50 minutos y, haciendo la división, no es el mismo el tiempo que puedes dedicar a cada alumno si tienes 30 en un aula, que si tienes 20.

 

Por lo que se refiere al patio, está infrautilizado. En general, el único tiempo durante el que lo utilizan es el recreo. Para que un alumno aprenda no tiene por qué estar encerrado entre cuatro paredes. De hecho, hay muchas más cosas que aprender fuera que dentro, y los patios deberían utilizarse más.

 

Los patios son el espacio de relación entre el alumnado en su tiempo libre y debemos observar sus conductas durante ese periodo para evitar conflictos y para mejorar sus vínculos, pero también pueden disfrutar de la luz solar mientras están en horas de clase, y no solo en


Educación Física. El patio se puede utilizar para poner un pequeño huerto, pero también para redactar una descripción, ensayar una obra de teatro o grabar un cortometraje, por citar algún ejemplo simplemente de la asignatura que me compete.

 

Hay mañanas y tardes soleadas en las que el alumnado agradece estar fuera y solo con cambiar la rutina de estar dentro del aula, recordarán mejor lo que aprendan en ese espacio. Las emociones positivas favorecen el aprendizaje. Que les sorprendas con algo o que se produzcan situaciones en que ganes su confianza o su afecto, siempre ayudará a que adquieran conocimientos o competencias más fácilmente.

 


Escribir comentario

Comentarios: 0

Quiénes somos

EDUCA es una plataforma formada por profesores de diferentes etapas educativas que promueve la mejora de la educación. Confía en los principios de esfuerzo, disciplina, constancia, cooperación, empatía, altruismo, solidaridad, creatividad y dinamismo, para favorecer las buenas prácticas docentes y educativas. Trabaja principalmente en tres grandes proyectos: la organización del Congreso Mundial de Educación que congrega a cerca de 1000 personas cada año, la organización de los únicos Premios en España que reconocen la labor docente desde las nominaciones del alumnado, los Premios EDUCA Mejor Docente de España conocidos popularmente como los "Goya" de la educación y la publicación de libros vinculados a la educación. Nace con el objetivo de concienciar a la población hacia una mejora de la calidad educativa tanto en el seno escolar, de centros públicos y privados y de todas las etapas educativas, como en el ámbito social y el familiar.

www.mundoeduca.org                                                        Contacto: info@mundoeduca.org